jump to navigation

Resumencillo ecológico Domingo, 25 febrero, 2007

Posted by henryo in Ciencia, Medio Ambiente.
12 comments

o Secuencia natural de ecosistemas. Los ecosistemas tienen historia y han pasado por una serie de fases. Por facilitar el modelo, supondremos que no hay cambio de clima ni intervención humana durante toda la historia del ecosistema. Se han creado y, en su origen, han sido muy distintos. La secuencia natural va de menor a mayor complejidad biológica, alcanzándose lo que se llama clímax.

o Características del clímax:

§ Es más complejo que en situaciones anteriores.

§ Los distintos ciclos del ecosistema (del carbono, del agua, de la energía,…) son mucho más largos

§ Al contrario que para el orden que crea el ser humano, en el orden del ecosistema, cuánto más complejo es, más estabilidad tiene.

§ Cuando interviene una perturbación natural de gran magnitud, el ecosistema se simplifica, vuelve, más o menos, a alguna de las etapas anteriores e intenta lograr nuevamente una mayor complejidad para regresar a la situación clímax.

o ¿Qué hace el hombre a partir del Neolítico? ¿qué suponen la agricultura, la ganadería, la urbanización, la industrialización, la minería?

§ Simplifica el ecosistema que se encuentra y lo que hace el ecosistema, que se ha dejado en una fase más simple, es intentar volver a la situación clímax.

§ Anualmente, el hombre simplifica el ecosistema.

§ Por tanto, el producto económico –de la agricultura, la ganadería, la urbanización, la industrialización, la minería- que obtiene el hombre del ecosistema es el esfuerzo –malogrado- que hace éste por alcanzar mayor complejidad

§ La organización económica de cualquier clase de sociedad –grandes estados antiguos, esclavismo, mercantilismo, Edad Media, sociedades industriales- necesariamente debe funcionar según el esquema anterior.

§ Únicamente se da una excepción muy importante: las sociedades de cazadores y recolectores.

o ¿Tiene esta organización algún riesgo? Sí, tiene tres, muy importantes.

§ Generalmente, lo que la intervención humana efectúa sobre el ecosistema es una gran simplificación. Por tanto, el ecosistema humano será, en general, potencialmente, inestable. Ejemplo:

· Casi todos los ríos del mundo civilizado están canalizados. Esta canalización es casi inevitable para remediar –y no siempre se consigue- inundaciones. ¿Qué sucedía hace tres mil años cuando todas las orillas de cualquier río eran una de estas dos cosas: bosques galería o humedales. Sucedía que los bosques galería y los humedales regulan las crecidas del río mucho mejor que los campos de cultivo y las ciudades (que es lo que les ha sustituido). Incluso, es probable que funcionen mejor que las obras públicas.

· La gran pradera estadounidense con lobos y bisontes es un sistema bastante estable, con personas y ganado, no. A modo de anécdota, diremos que los bisontes encuentran agua, consumen, de forma espontánea, dicho elemento, con bastante moderación y el ganado vacuno hace todo lo contrario. Hierba, bisontes y ganado vacuno: dos historias de signo opuesto.

· Cuando toda África era, no hace demasiado tiempo, un gran parque natural, los elefantes se autorregulaban perfectamente, cuando se les confina en pequeños espacios, no.

§ El segundo riesgo potencial que tiene la intervención simplificadora del ser humano consiste en que, dado que la simplificación que realiza el hombre debe ser sistemática y anual (no basta con la cosecha de un año)- algunas veces, la capacidad potencial del ecosistema de alcanzar mayor complejidad, puede quedar gravemente comprometida. Ejemplo:

· Las civilizaciones históricas presentan bastantes ejemplos. Griegos, mayas, indios pueblo, o sociedad del creciente fértil son ejemplos muy claros. Estudiemos el Iraq histórico.

§ El tercer riesgo potencial nos lo trae la sobreestimación de nuestra capacidad de control y la excesiva confianza en la tecnología. Por supuesto, nuestra capacidad de control y nuestra tecnología son dos cosas muy importantes, que nos han permitido llegar muy lejos. Pero no son tan fuertes como parecen. Sirva este ejemplo jocoso:

· El alcantarillado moderno en las ciudades ha hecho de éstas lugares mucho más seguros, higiénicos y sin riesgos sanitarios. Lo que muy pocos saben del alcantarillado es que éste se encuentra superado, para sus objetivos, desde hace mucho tiempo. El alcantarillado únicamente funciona bien en ciudades pequeñas. La eliminación de nuestros excrementos sólo funciona gracias a un pequeño mamífero desagradable. Los servicios de desratización de cualquier sitio no intentan eliminar a estos animales, únicamente hacer que su población esté controlada y que no se hallen más que en ciertos sitios. En esos sitios son imprescindibles.

o Por tanto, a modo de conclusión, habría que decir que los daños ecológicos no son daños a una misteriosa entidad llamada Naturaleza ni a las plantas ni a los animales ni a sus espíritus sino a la sociedad humana, a su capacidad de obtención de riqueza y a su calidad de vida, presente o futura.

Anuncios

Calentamiento global y cafelito mañanero… Jueves, 15 febrero, 2007

Posted by Hurssel in Medio Ambiente.
10 comments

Impresionante. Ahora puedes comprobar los nefastos efectos del calentamiento global -que algunos defienden- mientras disfrutas del café mañanero… Imprescindible para ir concienciado al curro.

Cuando viertes el café caliente y la taza aumenta su temperatura, el mapa del mundo va cambiando y se puede observer cómo las zonas de tierra van siendo invadidas por el agua en ese lento e imparable “tsunami” (me parto).

Y como la gente se aburre mogollón, hasta han creado un simulador que permite observar qué zonas quedarán anegadas por el agua cuando el deshielo de los polos -sí, ése que flota- provoque el inevitable aumento del nivel del mar (¿Arquímedes? ¿Dónde quedó Arquímedes?).

 

En esta foto podemos ver la ciudad de Barcelona bajo 14 metros de agua. Que ustedes lo disfruten y se me conciencien. Igual algún día podemos disfrutar de la playita en Madrid. 😉

El alto coste de no hacer nada Jueves, 1 febrero, 2007

Posted by Hurssel in Medio Ambiente.
5 comments

Renunciar a combatir el cambio climático tendría un coste elevadísimo para Europa. El estudio económico que acompaña el informe de la Comisión Europea sobre la nueva política energética de la UE vaticina una catástrofe económica si no se actúa en los diversos campos de acción para poder adaptarse o mitigar el cambio climático.

Una necesidad prioritaria es, por ejemplo, protegerse de la subida del nivel del mar causada por el calentamiento global. Los daños por la subida del mar alcanzarán hasta 42.500 millones de euros anuales en el año 2080 en el caso de ser elevada; cuatro veces más que si se toman medidas.

En paralelo, los planes para combatir el cambio climático tienen un doble efecto: reducen la presencia de gases que calientan la atmósfera y, a la vez, limpian el aire contaminado que respiramos, pues algunos gases tienen un doble efecto dañino. Sólo una reducción de emisiones de CO2 de un 10% en la UE para el año 2020 generaría un enorme beneficio para la salud, que se ha estimado entre 8.000 y 27.000 millones de euros.

PROTECCIÓN COSTERA

El informe económico de la Comisión (llamado Peseta en sus siglas inglesas) concluye que afrontar el cambio climático reduciría el impacto económico de los daños producidos por la subida del nivel del mar, que amenaza con causar el desplazamiento de las poblaciones debido a las inundaciones y la erosión de la costa. Si se interviene en este campo, los costes menguan entre un 7% y un 50% a corto plazo y hasta un 70% a largo a plazo.

Cruzarse de brazos resulta carísimo. En el escenario de una pequeña subida del nivel del mar en el 2020, las consecuencias son pérdidas por valor de 4.400 millones de euros anuales, mientras que si se defiende la costa (con diques altos y protección de playas) el perjuicio se reduce a la mitad (2.300 millones).

Los datos son aún más evidentes en el 2080. No adaptarse tendría un coste de 9.300 millones de euros anuales; en cambio, actuando el daño se reduce a 2.200 millones.

La justificación para actuar se ve todavía mejor reflejada en el escenario de una elevación mayor del mar. No adaptarse en el 2020 comporta un sobrecoste de 500 millones de euros anuales, mientras que renunciar a hacerlo en el 2080 costaría 42.500 millones, cuatro veces más que actuar preventivamente.

OJO AL CALOR

El estudio analiza el aumento de las muertes por olas de calor, las enfermedades y el riesgo de muerte por fenómenos meteorológicos extremos (tormentas e inundaciones) debidos al calentamiento. La conclusión es que el número de muertes relacionadas con el calor será superior a las muertes que dejará de haber al no hacer tanto frío.

Se prevén unas 86.000 muertes adicionales anuales si la temperatura aumenta tres grados entre el 2071 y el 2100 (con relación al periodo 2070-2100). En cambio, si subiera 2,2 grados en ese mismo periodo, el número adicional de muertes por año sería de 36.000.

RIESGO DE INUNDACIONES

El informe constata que el número de grandes desastres por inundaciones entre 1990 y 1998 ha sido más grande en Europa que en todo el periodo de 1950 a 1985. Si en la cuenca alta del Danubio se registrara una inundación de las que se dan cada 10 años – en el escenario en que se triplican las concentraciones de CO2 -, los daños pasarían de los 47.500 millones de euros de referencia hasta los 66.000 millones de euros: habría un aumento del 40%. En cambio, en un escenario en el que sólo se doble el CO2, el incremento proyectado es de sólo un 19%. En el primer caso, el número de afectados sería de 242.000 y en el segundo, 135.000.

OTRO TURISMO

El cambio climático modificará los flujos de esos 100 millones de personas anuales que van en busca de sol y playa al Mediterráneo. Las tendencias en los movimientos turísticos cambiarían radicalmente, pues las zonas con excelentes condiciones, que actualmente están localizadas en el Mediterráneo, se situarían previsiblemente en el mar del norte o en el mar Báltico. El mapa del informe sombrea en rojo todo el Mediterráneo español menos Catalunya, así como el sur de Italia, Grecia y el mar Negro.

PROBLEMAS EN EL CAMPO

La productividad de los cereales se reducirá en el sur de Europa entre un 1,9% y un 22,4% al acortarse el periodo de crecimiento, mientras que en el norte aumentará del 2,8% al 70%.

AIRE MÁS LIMPIO

Las acciones contra el cambio climático presentan, de otro lado, importantes beneficios por el hecho de que reducen a la vez la polución del aire. Los sectores del transporte y la energía son grandes generadores de CO2, pero a la vez emiten contaminantes como los óxidos de nitrógeno, las partículas sólidas en suspensión o el dióxido de azufre, que causan graves daños a la salud. Por eso, las medidas comunitarias para impulsar la reducción de CO2 mediante la mejora en la eficiencia energética, los cambios de combustible o el uso de biomasa redundarán en un aire más limpio. Se calcula que las partículas más microscópicas del aire (que desencadenan enfermedades pulmonares y otras afecciones) reducen la expectativa de vida en ocho meses en la UE. Ysin nuevas medidas en este campo, sus efectos en la salud hacia el 2020 supondrían una merma en la expectativa de vida de 5,5 meses, agrega la Comisión.

La inacción evita combatir otro cuarto contaminante del aire de las ciudades, el ozono, que afecta especialmente a las personas asmáticas, ancianos, niños y demás. El ozono podría causar unas 21.000 muertes prematuras en la UE en el 2020. Sus daños para la salud humana oscilarían entre los 162.000 millones de euros y los 587.000 millones de euros, según las diferentes valoraciones que se recogen.

La Comisión señala que la nueva política energética de la UE comportará, además, una mayor seguridad en el abastecimiento energético, al reducirse la dependencia del exterior, e incrementará el empleo en el sector de las energías limpias.

El estudio se sitúa en la línea de lo descrito en el informe Stern (auspiciado por Tony Blair), en el que señala que la inacción podría hacer bajar el PIB entre un 5% y un 20% a final de siglo.

Fuente: