jump to navigation

Cómo

¿Cómo perdemos el tiempo?

Lo perdemos en una plataforma de encuentro, para aprender a dialogar disertando. Es el diálogo por el diálogo. Como método para aprender que la verdad no es de nadie, sino de todos. A través del diálogo encontramos una vía para abrirnos al otro, como “terapia” para avanzar en el proceso, nunca concluido, de maduración personal y colectiva. Es también una herramienta para elaborar nuestro pensamiento, siempre interactuando con el otro, y un criterio para el desarrollo del espíritu crítico, que consideramos ha de empezar con uno mismo.

Muchos libros lee usted y hace más que bien. No cuenta aún los treinta años. Yo también, a su edad, leía muchos libros. Pero después procuré leer menos y hasta procuré olvidar todo lo que piensan los demás. Desde entonces mi empresa ha sido averiguar qué es lo que pienso yo

A %d blogueros les gusta esto: