jump to navigation

El metro no vuela, más bien navega Miércoles, 23 mayo, 2007

Posted by Luis Carlos in Opinión.
trackback

CASCADA URBANA Desde esta mañana, en www.elpais.com/yoperiodista/ se puede leer una aventura unamuniana…

Línea 4, estación de San Bernardo, 20.45 horas. El convoy que procede de la estación de Bilbao se detiene lentamente, abre sus puertas y un ruido extraño, potente, nos hace a todos girar la cabeza hacia el andén contrario. El espectáculo de agua es para dejar boquiabierto a cualquiera. Las planchas del techado acaban de ceder, liberando en generoso chorro lo que los sumideros no han podido contener. Un guardia de seguridad telefonea quien sabe donde, mientras el resto permanecemos curiosos, unos fuera y otros dentro del tren, observando cómo las vías se van anegando con cierta rapidez. Finalmente arranca y parte hacia Argüelles, permitiendo que la foto que veis luzca simbólica y expresiva. Pasan unos minutos y se aproxima otro convoy, éste en dirección contraria, o sea, hacia la minicatarata de Moncloa. Rezamos a San Bernardo, patrón de la estación, y observamos como, imperturbable, cruza sin detenerse tras pegarse la ducha fría todo lo largo y ancho que es. Afortunadamente la electricidad y el agua no han discutido en esta ocasión. Cojo mi paraguas, lo abro (por supuesto, dentro de la estación) y a otra cosa. De ésta hemos salido.

Comentarios»

1. diana - Lunes, 28 mayo, 2007

es un artículo muy bién redactado y muy gracioso. Enhorabuena al autor.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: