jump to navigation

Libertad y dominio en la pareja Miércoles, 14 febrero, 2007

Posted by henryo in Literatura.
trackback

Cuando un miembro de la pareja quiere o ama lo que hace el otro, entonces hay libertad para ambos, porque toda libertad procede del amor. Sin embargo, no hay libertad para ninguno cuando hay dominio. Uno de los dos es siervo; y también lo es el que domina, pues se conduce como siervo por su necesidad de dominar.  Cuando el dominio entra en juego, las mentes no se unen, se separan. El dominio sojuzga, y una mente sojuzgada no tiene voluntad o tiene voluntad de oposición. Si no hay voluntad no hay amor, y si hay voluntad de oposición, hay odio en lugar de amor. Emanuel Swedenborg

Del Cielo y del Infierno

Comentarios»

1. diana - Lunes, 19 febrero, 2007

¿te han pegado alguna vez alguna bofetada?. Desahoga bastante. Aunque, plagiándote a ti mismo, ” hay cosas que desahogan más”.Practica y calla.

2. mercurio - Miércoles, 21 febrero, 2007

Me encanta que me dominen…

3. el inspector gadget - Lunes, 26 febrero, 2007

Sadomasoquismos los menos, que luego se sabe todo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: