jump to navigation

Miércoles, 17 enero, 2007

Posted by henryo in Literatura.
trackback

Mi corazón late por ti, querido.

Cuando estoy entre tus brazos

hago cuanto deseas.

Mi deseo es mi máscara:

cuando te veo, mis ojos brillan.

Me aprieto a ti para ver de cerca tu amor:

tu, marido de mi corazón.

Es la hora más bella de todas,

y sólo deseo que dure toda la eternidad.

He dormido contigo

y has exaltado mi corazón.

Tanto si mi corazón está triste como si está alegre,

¡no te alejes de mí!

Canción de amor egipcia

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: